Las seis normas mágicas para dormir de un tirón (1ª parte)

consejos para dormir de tiron

¿Has dormido bien? En un elevado porcentaje la respuesta a esta pregunta es no. ¿Por qué tantas personas tienen dificultades para conciliar el sueño?

La Sociedad Española de Neurología estima que más de cuatro millones de adultos españoles padecen insomnio crónico y un 35% de forma transitoria. Es más: entre el 20 y el 48% de la población tiene dificultad para dormir en algún momento de su vida.

Quizá siempre ha sido así, o quizá es que hoy día prestamos más atención a las alteraciones relacionadas con el sueño. Estas investigaciones han derivado en una serie de enseñanzas básicas que contribuyen a que descanses mejor, e incluso a evitar trastornos serios como depresión, ansiedad o hipertensión. A continuación te desvelamos seis consejos que siempre has de tener en cuenta como punto de partida para lograr un descanso de calidad:

1. Duerme ocho horas (bueeeno, aceptamos siete)

El número de horas de sueño para sentirse descansado varía de una persona a otra, por supuesto, y aunque las personas mayores no tienen la sensación de necesitar tanto descanso, lo normal para un adulto sano es dormir alrededor de ocho horas por la noche. Hay a quien le sienta de maravilla una hora por arriba o por debajo, es decir, dormir 7 o 9 horas , pero para un descanso óptimo procura que no sean ni 6 ni 10.

2. Una habitación tranquila

¿Cómo dormir bien si la habitación es incómoda o está llena de trastos? Tu lugar de descanso ha de contar con una atmósfera tranquila, lo que incluye la decoración o el color de las paredes. Y no te olvides de lo principal, una buena cama, amplia y cómoda, que garantice tu descanso durante la noche. ¡Y el colchón, claro! Busca y encuentra el que más se adapte a ti, un colchón personalizado que cuide tu espalda para que te levantes como nuevo por la mañana.

una cama grande para dormir de un tiron

3. Manda los aparatos electrónicos al exilio

Aleja los aparatos electrónicos cuando vayas a acostarte. Y no solo físicamente: está demostrado que utilizar smartphones, ordenadores o tablets justo antes de irte a dormir altera gravemente el descanso nocturno. Lo más aconsejable es “desconectarnos” dos horas antes de iniciar el proceso natural del sueño.

¿Qué puedes mejorar en tus rutinas diarias? ¿Cómo podrías renovar tu habitación para hacerla más relajante y confortable? ¿Qué es lo que puedes cambiar para sumar una hora de sueño a tus noches? Vete pensando en ello hasta el próximo post, donde te daremos más trucos para que consigas un descanso reparador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *