La primavera y el descanso

astenia primaveral afecta al descanso

¿Cómo es posible que una estación que nos regala el aumento de la luminosidad de los días, el hermoso estallido de color de las flores o la alegría repentina del canto de los pájaros, que se despiden del crudo invierno, deje a un buen número de gente completamente exhausta?

Pues así es. La primavera es una estación de doble filo, amigos. Lo saben de sobra las personas que padecen alergia al polen y quienes sienten que con el cambio de la nueva estación se les escapan las fuerzas.

No significa que haya que temer la llegada de la primavera, pero tampoco viene mal -como sucede con casi todo en esta vida- un poco de información al respecto. Por ejemplo, ¿por qué de la noche a la mañana experimentamos estos síntomas de cansancio?

cómo astenia primaveral afecta al descanso

Una hora menos de sueño

Para empezar, todos los años empezamos la primavera durmiendo una hora menos. Sobre los famosos cambios de hora se han escrito miles de teorías, a menudo contrapuestas. Es el verdadero culpable del cansancio, dicen unos. No es para tanto, dicen otros.

Lo que está claro es que el cambio de hora que sufriremos en la madrugada del próximo sábado al domingo fastidia más que el otro, el de octubre. En este caso nos despertaremos después de dormir una hora menos que de costumbre. Así que el supuesto ahorro energético en el que se funda este cambio… ¡nos roba una hora de energía!

el cambio de hora nos afecta en el sueño

Debilidad

Del griego asthéneia, debilidad. De ahí procede el término “astenia”. Su asociación a este momento del año es tal que la expresión completa que todos acostumbramos a utilizar es “astenia primaveral”.

La repentina llegada de más luz a nuestras vidas frena la producción de melatonina, la hormona del sueño, para entendernos. Esto nos altera el sueño. A partir de ahí, el resto de síntomas nos atrapan con un efecto de bola de nieve: cansancio, irritabilidad, falta de concentración, somnolencia, nerviosismo…

el cambio de hora en la primavera

Consejo: valora tu descanso

No es cuestión de lamentarse por la llegada del buen tiempo, ¿verdad? Sabiendo que estas alteraciones pueden suceder, no hay más que ponerles freno con un poco de prevención. Aquí va un sencillo consejo con el cual mantener a raya a la astenia: dormir.

Qué fácil, ¿eh? No, no nos vamos a poner frívolos con el tema. Con esto queremos incidir en lo importante que es un buen descanso siempre. También en primavera.

Los expertos hablan de que la adaptación a la primavera no es muy extensa, apenas dura quince días. En ese tiempo la recomendación es llevar una dieta sana, hacer ejercicio para liberar el estrés… y dormir, aumentar las horas de sueño, ser disciplinados con nuestro descanso, darle la importancia que se merece.

Disponer de un buen sistema de descanso es una buena garantía de éxito. Y, por supuesto, en SB Descanso estamos más que capacitados para ayudarte con nuestros productos exclusivos a que esta primavera conserves toda tu energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *